Nelly Amaya

Defensora de DDHH, activista política y madre de tres niños.

✝ 16/01/2016
San Calixto, Norte de Santander

Más información:

El 16 de enero de 2016, desconocidos armados asesinaron a la defensora de derechos humanos Sra. Nelly Amaya, en San Calixto, departamento de Norte Santander, su ciudad natal. Aproximadamente a las 19:00 horas, los desconocidos atacaron a la defensora de derechos humanos cuando trabajaba en su comercio.

Integraba la Asociación Campesina del Catatumbo – Ascamcat, creada en el 2005 para promover el derecho a la tierra de los campesinos y comunidades indígenas de la región de Catatumbo, Colombia, y a defender su acceso a los recursos naturales. También formaba parte del capítulo Norte Santander del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado – MOVICE, una organización de derechos humanos del ámbito nacional, que trabaja con víctimas del conflicto armado, monitorea y busca justicia para violaciones a los derechos humanos perpetradas por el Estado y los paramilitares.

El asesinato de Nelly Amaya tuvo lugar tras el de otro integrante de MOVICE, el Sr. Daniel Abril, ocurrido el 13 de noviembre de 2015, en su ciudad natal de Trinidad, departamento de Casanare. Asimismo, recientemente se han difundido panfletos con amenazas contra MOVICE, para poner fin a su tarea legítima y pacífica por los derechos humanos en Colombia.

“Ascamcat manifiesta su preocupación ante estos episodios de violencia en la región, especialmente visto que tienen lugar en medio del proceso de paz entre el gobierno nacional y los grupos rebeldes. Creemos que todos los esfuerzos para alcanzar la paz deben estar orientados hacia respetar y salvar la vida de todos los ciudadanos, apoyar a los líderes y lideresas comunitarios y defensores y defensoras de derechos humanos que están trabajando para que reinen la paz y la justicia social (…) No podremos alcanzar la paz con solo firmar un acuerdo, primero debemos respetar plenamente todos los derechos humanos, de todos los ciudadanos, comenzando por el más importante: la vida”, afirma la Asociación Campesina del Catatumbo en su comunicado de prensa, en el que condena el asesinato de Nelly Amaya.

Tomado de FrontlineDefenders